June 15, 2021

historia de una edición crítica francesa

No le digas a Sophie de Closets, directora ejecutiva de Fayard, que está a punto de publicar Mi pelea. La respuesta seria: ” Noticias falsas “, como dijo, el miércoles 19 de mayo, durante la rueda de prensa en la que anunció la publicación, el 2 de junio, de un libro que lleva un título diferente: Históricamente el mal. Una edición crítica de MI lucha. Con, a modo de nombre de autor, no el de Adolf Hitler, que publicó esta mezcla de autobiografía y manifiesto político en 1925 y 1926, sino los de dos académicos, especialistas en la historia del nazismo: el alemán Andreas Wirsching y el francés Florent Brayard.

Artículo reservado para nuestros suscriptores Leer también Las ediciones Fayard anuncian la publicación, el 2 de junio, de su edición crítica de “Mein Kampf”

El volumen, que adapta y amplía el libro publicado en Alemania, en enero de 2016, bajo los auspicios del Institut für Zeitgeschichte (“instituto de historia contemporánea”), dirigido en Munich (Baviera) por Andreas Wirsching, contiene por supuesto el texto completo de Mi pelea traducido por Olivier Mannoni. Pero está bordeado por todos lados por notas, largas introducciones, una general y otra por capítulo, siendo esta última una innovación de la edición francesa, todo un conjunto de intuiciones, contextualizaciones, rectificaciones de las infinitas mentiras. del futuro canciller del IIImi Reich.

Lea también (2017): Alemania: “Mein Kampf” reeditado, librería más vendida

O una crítica científica del texto, como la que debe sufrir cualquier fuente histórica significativa en un momento u otro. Podemos felicitarnos aún más por ello, ya que nunca había sido el caso del que fue el libro favorito de la Alemania nazi y sigue circulando intensamente hoy en los círculos de la extrema derecha o del islamismo radical.

Para que todo busque lo mejor y la historia pueda terminar ahí. Sin embargo, han pasado al menos cinco años desde que la mera mención de este proyecto ha provocado un alboroto que lucha por extinguirse. Reeditar Mi pelea si esta formulación es o no “noticias falsas”, No podía, no debía, dejar indiferente a nadie. Y, obviamente, este no fue el caso.

En 2011, un proyecto legítimo

El sitio, sin embargo, tardó en convertirse en un campo de batalla. El actual CEO de Grasset, Olivier Nora, quien luego compaginó este puesto con la gerencia de Fayard, recuerda: “Cuando, en 2011, anunciamos nuestro proyecto, todos lo encontraron legítimo. ” Fue el historiador y editor Anthony Rowley, a quien Olivier Nora había confiado el sector del libro histórico en Fayard en 2010, quien se lo había hablado primero. Fabrice d’Almeida, historiador, periodista, editor, recuerda cómo la idea de reanudar Mi pelea vino a su amigo: “Anthony, a fines de la década de 2000, había notado que había muchas publicaciones de versiones del libro de Hitler, especialmente en línea. Había un clima. La gente se refería a él, estaba más presente que nunca. “

Tienes el 80,51% de este artículo para leer. El resto es solo para suscriptores.

blog