June 15, 2021

cuatro holandeses cercanos a IS entregados a los Países Bajos

Las autoridades kurdas en Siria entregaron, el sábado 5 de junio, cuatro holandeses cercanos a combatientes del grupo Estado Islámico (EI), entre ellos tres niños, a una delegación diplomática holandesa con miras a su repatriación, lo que provocó fuertes críticas en Holanda.

Se trata de una mujer y sus dos hijos, dos varones de 2 y 5 años, así como una niña de 12 años, según funcionarios kurdos y holandeses.

“La empresa traslada a un ciudadano holandés sospechoso de delitos terroristas con sus dos hijos menores, así como a una víctima de secuestro internacional de menores, de Siria a los Países Bajos”, confirmó el sábado por la noche en una carta a los diputados holandeses, transmitida a la Agence France-Presse (AFP), la ministra de Asuntos Exteriores, Sigrid Kaag, y el ministro de Justicia y Seguridad, Ferd Grapperhaus.

“El sospechoso será arrestado a su llegada a los Países Bajos y enfrentará cargos criminales”, añaden, explicando que un “Oportunidad excepcional” Se había adelantado para trasladar a la mujer y sus hijos, mientras que muchos diputados holandeses estaban indignados por la operación que no había sido anunciada en las redes sociales.

Tamara Buruma, abogada de la mujer y sus dos hijos, confirmó a AFP que se trata de una mujer llamada Ilham B., de la ciudad de Gouda, y sus dos hijos pequeños.

Lea el informe: Muerte lenta de prisioneros yihadistas en el noreste de Siria

Fuertes críticas

La cuestión de la repatriación de familiares de ISIS ha provocado fuertes críticas en los Países Bajos y dividido al gobierno que dimitió, algunos defendiendo un enfoque humanitario mientras que otros favorecen la dimensión de seguridad. Es un proceso “Incomprensible”, lamentó la diputada liberal Ingrid Michon en Twitter. “Es inaceptable e insoportable traer aquí al enemigo que es ISIS. Estas mujeres terroristas han perdido su derecho a poner un pie en suelo holandés para siempre ”, agregó el diputado de extrema derecha Geert Wilders.

Los cuatro holandeses fueron entregados a la delegación, que incluía al enviado especial holandés a Siria, Emiel de Bont, y al director de asuntos consulares del Ministerio de Relaciones Exteriores holandés, Dirk Jan Nieuwenhuis.

“Esta es una misión consular muy específica, que mi gobierno ha decidido emprender porque el tribunal de justicia holandés ha emitido sentencias en estos casos específicos”, subrayó el Sr. de Bont durante una conferencia de prensa.

Según las autoridades holandesas, al menos 220 niños holandeses viven en Siria o en la vecina Turquía, el 75% de los cuales son menores de cuatro años. Aproximadamente 75 de ellos, junto con 30 mujeres holandesas y 15 hombres, viven en campamentos dirigidos por los kurdos.

Desgana occidental

Desde la caída en marzo de 2019 del “califato” de ISIS en Siria, los kurdos han estado exigiendo la repatriación de miles de mujeres extranjeras y niños de yihadistas que mantienen en campamentos superpoblados. A pesar de estas reiteradas solicitudes, la mayoría de los países, especialmente los europeos, se muestran reacios a recuperar a sus ciudadanos. Algunos, incluida Francia, han repatriado a un número limitado de menores, incluidos huérfanos. Holanda no es una excepción, repatrió solo a dos huérfanos en 2019.

“La política general es que los Países Bajos no ayuden a las personas que vienen de las zonas de combate”, explicó a AFP Anna Sophia Posthumus, portavoz del coordinador nacional holandés para la lucha contra el terrorismo y la seguridad.

Pero para los kurdos en Siria, esta renuencia occidental representa un verdadero desafío, especialmente porque es un tema difícil de abordar, tanto en términos financieros como de seguridad.

Artículo reservado para nuestros suscriptores Leer también Bélgica repatriará a los hijos de yihadistas detenidos en Siria

A cargo de los asuntos exteriores de la administración autónoma kurda del noreste de Siria, Abdel Karim Omar reiteró el sábado su llamamiento a la comunidad internacional para “Que asuma sus responsabilidades” y que ella “Cooperar” con los kurdos.

Por su parte, Mme Posthumus dijo que preferiría ver “Un tribunal en la región” capaz de juzgar a los culpables en el acto. “Tuvimos discusiones, pero esto es solo el comienzo”, ella añadió.

La ONU ha advertido en repetidas ocasiones sobre el deterioro de la situación de salud y seguridad en los campamentos superpoblados en el noreste de Siria. Un informe de la ONU publicado en febrero señaló “Casos de radicalización, formación, captación de fondos e incitación a operaciones externas” en estos campos, especialmente el de Al-Hol.

“Estamos encantados de que nuestros clientes sean repatriados a los Países Bajos, pero hubiéramos preferido que sucediera antes”, una conclusión Mme Buruma.

El mundo con AFP

Discover More Here