June 15, 2021

En Nicaragua, Ortega “prepara el camino” para unas elecciones sin oposición

Uno a uno, el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, decidió bloquear las candidaturas de los opositores más conflictivos de cara a las elecciones presidenciales del 7 de noviembre. Una estrategia denunciada como un “Rebelión” por la prensa independiente y la sociedad civil.

El último en cargar con la estrategia de la pareja presidencial integrada por el exguerrillero sandinista Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta del país, Rosario Murillo, para mantenerse en el poder a toda costa, fue el candidato Arturo Cruz. Detenido el sábado 5 de junio en el aeropuerto de Managua a su regreso de Estados Unidos, “Es objeto de una investigación por parte de la Policía Nacional porque hay fuertes indicios de que agredió a la sociedad nicaragüense y los derechos del pueblo”, dijo la fiscalía.

Artículo reservado para nuestros suscriptores Leer también En Nicaragua, una ley para excluir de las elecciones a los “traidores a la patria”

Arturo Cruz, de 67 años, quien se había declarado candidato hace dos meses bajo los colores del partido Alianza Ciudadana por la Libertad (CXL, derecha), fue detenido en virtud de una ley para “defender los derechos del pueblo”, más conocida con el nombre de la “ley de la guillotina”, aprobada en diciembre de 2020. Este texto impide presentarse a las elecciones a todos aquellos que el régimen considere “Traidores a la patria”, especialmente aquellos que “Exigir, apoyar y acoger la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua”.

En una ofensiva legislativa, el ejecutivo aprobó en la Asamblea Nacional otras tres leyes que matan la libertad desde octubre de 2020, destinadas a silenciar cualquier oposición: la “para la regulación de agentes extranjeros”, la “ley especial de delitos cibernéticos” y la que establece cadena perpetua por “delitos motivados por prejuicios”.

“Estrategia perversa del régimen”

Para el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, el “La dictadura Ortega-Murillo utiliza el derecho penal como instrumento de persecución política”. La detención del señor Cruz, asegura el principal órgano de defensa de las víctimas de la represión, a la que se le retiró su personería jurídica en diciembre de 2018, “Es parte de la estrategia perversa del régimen para intimidar a quienes considera sus ‘enemigos políticos’”.

El arresto del señor Cruz sigue al de otra potencial candidata, la muy popular Cristiana Chamorro, considerada la única capaz de unir a la oposición dividida en dos bloques. Bajo arresto domiciliario desde el miércoles 2 de junio, está acusada de blanqueo de capitales, un «Farsa», según ella, pretendía sacarlo de la carrera electoral.

Tienes el 31,21% de este artículo para leer. El resto es solo para suscriptores.

website here