June 15, 2021

A pesar de la crisis del Covid-19, Francia sigue siendo el país más atractivo de Europa

¿Es este el final de Golpe francés (denigración de Francia)? Francia aparece en cualquier caso, por segundo año consecutivo, como el país de Europa donde es mejor para instalarse e invertir, por delante de Reino Unido y Alemania. El barómetro de atractivo, establecido por la firma EY y publicado el lunes 7 de junio, indica que la crisis ligada al Covid-19 no superó el primer puesto ganado en 2019, a pesar de una serie de proyectos. disminución general.

En el Viejo Continente, cayeron un 13% en 2020, aproximadamente en las mismas proporciones que durante la crisis financiera de 2008, cuando la caída fue del 11%. Con 985 proyectos identificados, Francia ha visto disminuir la participación de establecimientos en un 18%, pero se mantiene en la primera posición, tanto en términos de número de proyectos (el Reino Unido ha registrado 975 y Alemania 930) como de puestos de trabajo creados (alrededor de 30.000).

Artículo reservado para nuestros suscriptores Leer también La crisis ha reavivado la competencia por el atractivo económico

“Durante tres años, Francia ha mejorado enormemente su capacidad para atraer inversión extranjera”, análisis Marc Lhermitte, socio de EY. “Y en 2020, no hubo abandono del sitio de Francia, a pesar de nuestra exposición a los sectores más afectados por la crisis, como la aeronáutica o el turismo, y no existe correlación entre la estrategia salud, que puede haber sido criticada, y la mayor proyectos. “ Por el contrario, los inversores agradecen la solidez de la respuesta económica a la crisis: el 44% de los ejecutivos encuestados por EY cree que se está desempeñando mejor que en otros países.

A “Excelente resultado” que dio la bienvenida, el domingo 6 de junio, al ministro de Economía, Bruno Le Maire, juzgando que “Da testimonio de la vivacidad y solidez de [l’]economía “, y que resulta de la política seguida desde 2017: la ley del Pacte primero, los recortes en los impuestos corporativos (del 33% al 25% de las utilidades) y el de los impuestos a la producción en enero de 2021, como parte de la implementación del plan de recuperación. . El conjunto, subraya Bercy, “Crea un nuevo sistema fiscal estable y atractivo para las empresas”.

Desafío de reindustrialización

Los impuestos no lo son todo, enfurece Pascal Cagni, exjefe de Apple Europa, ahora embajador de inversiones internacionales y presidente de Business France. “Cuando eres un inversor, Francia tiene un mercado interior de 66 millones de personas, una tasa de ahorro muy alta, una revolución digital que ha tenido un efecto turbo en los últimos años, muy buena calidad de banda ancha, coste de la energía bajo », recuerda.

Tienes el 45,7% de este artículo para leer. El resto es solo para suscriptores.

haga clic en recursos